Salvador Fuentes, vicepresidente primero de la Diputación, anunció ayer al finalizar las obras de acondicionamiento que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha acometido en caminos de Hornachuelos y Palma que "estas carreteras pasan a titularidad de la Diputación para su mantenimiento". Fuentes dijo que "existía una situación de indefinición sobre estas vías que nacieron como caminos rurales y urgía una solución que hemos resuelto con un convenio con la CHG". Con una inversión de 1,1 millones, se han arreglado 25 kilómetros, de los que 8 unen Palma con El Mohíno, una demanda vecinal.