Los ayuntamientos de Montoro y Villa del Río van a llevar a cabo sendas ampliaciones de sus cementerios municipales. En el caso de Villa del Río, el Ayuntamiento destinará más de 50.000 euros de fondos propios --del remanente de tesorería positivo del 2013-- para la construcción de nuevos nichos. El primer teniente de alcalde, Jesús Morales (Unide), afirma que "también se llevará a cabo la urbanización del último tramo del camposanto que está pendiente de cementar". Morales comenta que "con esta última actuación vamos a dejar un espacio suficiente para construir en un futuro nuevos nichos, evitando así el mal aspecto que presenta esta zona, que parece algo deprimida". Esta inversión generará también jornales en los próximos meses, así como la compra de materiales que se adquirirán en empresas de la localidad ayudando a que continúen activas. En esta localidad la media de muertes anuales en los últimos años ronda las cien personas.

En el caso de Montoro, el Ayuntamiento ya ha construido casi un centenar de nichos y ha mejorado la pavimentación a través del Profea. Para ello se han destinado un total de 488.833 euros, tanto en materiales como en mano de obra. El alcalde, Antonio Sánchez (PSOE), comenta que "además de la construcción de nichos se ha llevado a cabo la mejora de la pavimentación de las calles del último patio, que se disponen de manera perpendicular a la calle principal del camposanto". Asimismo, se ha procedido al resanado de la tapia de cerramiento situada en el fondo del cementerio y al repintado de varios módulos existentes. En Montoro se proyecta ampliar la superficie del mismo.