La tragedia y el dolor sobrecogieron a los egabrenses ayer al conocer el fallecimiento, prácticamente en el acto, de un vecino en un accidente de tráfico ocurrido en la A-318 Doña Mencía-Cabra, en el término municipal egabrense. La víctima es Francisco Javier Benítez, de 38 años de edad, un empresario muy conocido en Cabra que deja viuda y dos niños de corta edad. Era el conductor y único ocupante de un turismo Peugeot 206 que alrededor de las 9.00 horas colisionó contra un camión que circulaba a la altura del punto kilométrico 48,8. Tras el impacto, la vía quedó cortada al tráfico durante unas tres horas.

El accidente, que está siendo investigado, pudo deberse a la invasión del sentido contrario por parte del turismo, cerca del cruce con la carretera antigua de Cabra a Lucena y a la altura de una granja porcina. El conductor del camión, perteneciente a una empresa de mercancías egabrense, resultó ileso. Aunque trató de esquivar el turismo colisionando en la maniobra contra el quitamiedos, no pudo evitar el impacto del vehículo, que salió despedido hacia el lado contrario de la calzada.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, servicios sanitarios, y bomberos, teniendo estos que emplear unas dos horas en extraer el cadáver.

El sepelio de Francisco Javier, que era costalero de la Virgen de las Angustias, tendrá lugar hoy a las cinco de la tarde en la parroquia de San Francisco y San Rodrigo de la barriada Virgen de la Sierra.