La Guardia Civil ha detenido a dos jóvenes como supuestos autores de un delito de robo con fuerza en las cosas, tras investigar una denuncia por la sustracción de 500 kilos de pletinas, tubos y chapas de acero inoxidable de una parcela. El material fue vendido a un desguace, lo que permitió detener a uno de los jóvenes, que implicó en la comisión del robo al otro, familiar suyo.