La segunda jornada de la primera Conferencia Internacional La realidad local y la gestión de residuos radiactivos se desarrolló ayer en Hornachuelos donde la alcaldesa, Mari Carmen Murillo, defendió la necesidad de "fijar un marco de relaciones regulado y estable que dé seguridad a ambas partes, garantizando el desarrollo futuro de las actividades de la instalación sin colisionar con los intereses locales". Tanto la alcaldesa como el presidente de Enresa, Francisco Gil, coincidieron en destacar que El Cabril es una instalación perfectamente integrada en su entorno. Gil puso se manifiesto que sin la colaboración de los municipios "las cosas se harían, pero se harían peor".

La jornada estaba organizada por el Grupo Europeo de Municipios con Instalaciones Nucleares (GMF) y el Ayuntamiento de Hornachuelos, con la colaboración de la Asociación de Municipios en Areas de Centrales nucleares (AMAC).

A lo largo de la jornada se fueron mostrando las distintas realidades del almacenamiento en España y en otros municipios de Europa. La primera sesión se centró en la gestión de los residuos radiactivos en España. Eva Noguero, directora de El Cabril, explicó el funcionamiento de la instalación.

La alcaldesa explicó el impacto social y económico de la instalación en su municipio, que "permite desarrollar políticas de bienestar social extraordinarias en un pueblo de sólo 5.000 habitantes". Para terminar la sesión, Pedro Sánchez, alcalde de Yebra y representante de AMAC, detalló la participación de la asociación en el proceso de selección de emplazamiento para albergar el Almacén Temporal Centralizado (ATC), que finalizó con la elección del municipio conquense de Villar de Cañas; durante su ponencia manifestó que "aunque la asociación hubiese preferido que se eligiese uno de sus municipios, por el interés general y el bien de España, decidió aceptar la elección".

Durante la segunda sesión, Jenny Rees, directora de Relaciones Institucionales de la empresa de gestión de residuos radiactivos de Suecia (SKB) y el catedrático de Física Nuclear de la Universidad de Sevilla Manuel Lozano Leyva aportaron una visión técnica de la gestión de estos residuos. Para terminar, la tercera sesión permitió la intervención de representantes de los distintos municipios de Suecia, Francia, República Checa, Lituania, Holanda, Eslovaquia, Eslovenia, Hungría, Alemania y Reino Unido.