La Policía Nacional de Lucena está investigando un extraño suceso ocurrido este fin de semana en las dependencias de la Gerencia Municipal de Urbanismo. En la tarde del pasado viernes, una vez que se cerraron al público dichas dependencias, una persona fue sorprendida hacia las cuatro en el interior de las oficinas. Según ha informado el concejal delegado de este área, Miguel Villa, las limpiadoras escucharon ruidos y se asustaron al comprobar la presencia en el lugar de un hombre de unos cincuenta años de edad y con acento castellano, que no supo dar explicación sobre su presencia en el lugar, si bien después argumentó que estaba allí para entregar un currículum de trabajo.

Una de las limpiadoras gritó llamando a su compañera de tareas y ante ello el desconocido emprendió la huida. Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Policía, que se personó en pocos minutos y encontró un taladro y unas monedas abandonadas junto al despacho del vicepresidente de la Gerencia. También encontraron abierto el armario donde se guardan las llaves de las distintas dependencias. Los agentes de la Policía procedieron a retirar un maletín con los objetos mencionados para ver si pueden encontrarse huellas que conduzcan a la detención de esta persona.

Este suceso ha causado un gran revuelo en Lucena, dado que en las instalaciones de la Gerencia de Urbanismo se está llevando a cabo una investigación acerca de más de trescientos expedientes urbanísticos del 2001 al 2012, la mayoría de los cuales están relacionados con construcciones en suelos no urbanizables.

Miguel Villa ha asegurado que toda esta documentación se encuentra a buen recaudo y que, por lo tanto, no corre peligro alguno y que se desconoce si esta persona se escondió en las oficinas tras el cierre de ellas o forzó la cerradura de entrada.