El ministerio fiscal ha solicitado un año de prisión para un hombre acusado de un delito de acoso sexual cometido sobre una mujer a la que contrató para limpiar en un hotel de Puente Genil. Según el escrito del fiscal, desde que la víctima comenzó a trabajar, el acusado intentaba encontrarse con ella el mayor número de veces para hacerle proposiciones sexuales. Así, en agosto del 2009, estando la mujer en una habitación, el hombre la empujó sobre la cama y le propuso que fueran a una suite. Además, ese mes, aprovechando que el dueño del hotel, hijo del imputado, se fue de vacaciones, la situación fue a más siendo constantes las insinuaciones, llegando en una ocasión a tocar a la mujer por encima de la ropa y en otra intentó abrirle la cremallera. La limpiadora, que tuvo que dejar de ir a trabajar, sufrió un trastorno ansioso depresivo.