El Ministerio de Empleo y Seguridad Social acordó ayer con los sindicatos UGT y CCOO rebajar de 35 a 20 los jornales necesarios para acceder al subsidio agrario durante este año, medida que se aplicará en toda Andalucía y Extremadura, según señaló el secretario general de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios de UGT-A, Pedro Marcos. Así se acordó en la tercera reunión mantenida entre la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, y los sindicatos UGT y CCOO, así como Asaja y COAG.

Finalmente, la rebaja será a 20 peonadas, como en las dos ocasiones anteriores en que se ha rebajado este mínimo, y "se ha ampliado el ámbito geográfico a toda Andalucía" para que ninguna comarca se quede fuera. Desde UGT-A señalaron la sensación "agridulce" de lo conseguido, ya que los sindicatos demandaban la exoneración del requisito.

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, destacó en un comunicado que fue una reunión "productiva" en la que se puso de manifiesto la "buena receptividad" por parte de la "mayoría" de los agentes sociales y del Ministerio para encontrar una "solución rápida" al problema del campo andaluz. La medida, que se elevará próximamente al Consejo de Ministros para su aprobación, beneficiará a 200.000 trabajadores del campo.

El vicesecretario general del PSOE de Andalucía, Mario Jiménez, también se pronunció sobre este asunto y dijo que "la decisión adoptada por el Gobierno es consecuencia de la firme reivindicación y la presión ejercida por el PSOE-A en defensa de los trabajadores del campo", aunque considera que "no es suficiente". Además, apostó por un plan de empleo "que dé solución a la actual coyuntura marcada por las terribles consecuencias de una persistente sequía y los efectos devastadores del temporal en el campo andaluz". En el mismo sentido se pronunció Izquierda Unida, mientras el coordinador de Agricultura del PP de Córdoba, Rafael Navas, mostró su "satisfacción" por la medida.