El Pleno del Ayuntamiento de Baena aprobó ayer por unanimidad la modificación puntual de aspectos del PGOU, que no se han podido acometer hasta que no se ha adaptado a la nueva Ley de Ordenación Urbana de Andalucía (LOUA). Algunos de los puntos a los que afecta esta cuarta innovación son la modificación del estudio de detalle de Cañada Norte y la modificación de la zona verde privada en la avenida Santa Ana de Albendín. También se aprobó la modificación de la ordenanza de viviendas interiores en el casco antiguo que permita legalizar, rehabilitar o adecuar edificaciones sin uso, y la modificación de la ordenanza del sector urbano del Cerro del Camello para ajustar las alturas de las edificaciones a la compleja realidad topográfica del terreno.

El Pleno aprobó por unanimidad diferentes mociones conjuntas. En una de ellas "requiere" a los órganos competentes del Gobierno central y de la Junta de Andalucía para que "a la mayor brevedad posible se abonen al Ayuntamiento de Baena las cantidades adecuadas por la ejecución de los programas Feder y el taller de empleo". Y en otra moción sobre medidas especiales para contrarrestar los efectos de la sequía en los trabajadores agrarios se pide que desaparezcan o se reduzcan las peonadas. Finalmente, se aprobó otra en relación con el proyecto compensador de infancia en dificultades, promovido por Cruz Roja.