Moriles está celebrando distintos actos con motivo de la celebración de la Cata del Vino del Centenario.

Ayer tuvo lugar la tradicional Pisa de la Uva, acto que abrió la alcaldesa de la localidad, Francisca Carmona. En ella participaron posteriormente numerosos niños de la localidad. Esta actividad ha sido ofrecida por la empresa Nava de Selpia, de turismo activo sobre el vino, que pretende recuperar algunas de las tradiciones de la zona, y que con este motivo instaló un pequeño lagar en la Plaza de la Constitución.

Previamente tuvo lugar un desayuno de vendimia y se recorrió la Ruta de los Lagares y la Bodegas, que se ha convertido en una sugerente propuesta de ocio y tiempo libre con el vino como argumento. Se están pudiendo contemplar una serie de bellas estampas en una Cata del Vino que cuenta este año con actividades como la del concurso de venenciadores de padres e hijos, así como la muestra de recetas tradicionales elaboradas a base de vino ofrecida por la Escuela de Hostelería de Córdoba.

La cata del centenario de Moriles está recibiendo múltiples visitas de personas procedentes de varias provincias, que aprovechan para degustar los excelentes vinos de las bodegas locales y deleitarse con la gastronomía que se ofrece en la carpa instalada al efecto.