En el seno del IMSC (Instituto Municipal de Servicios Comunitarios) se adjudicó ayer la gestión de la piscina cubierta a la empresa Global Sport de Puente Genil, como estaba previsto desde finales del mes de julio, tras haber ganado el concurso convocado por el Ayuntamiento.

Ahora resta que se firme el convenio con el alcalde, Esteban Morales, que tendrá lugar en los próximos días. Así quedará cerrado un asunto que en los últimos días ha sido polémico porque la empresa no tenía claro si podría cumplir las bases del pliego, hecho que ha quedado resuelto en la mañana del lunes, una vez que Global ha conseguido el aval que le faltaba.

Mediante la externalización de este servicio el consistorio a partir de ahora pagará 91.500 euros a la empresa que tendrá que correr con el total de los gastos de gestión. Actualmente al Ayuntamiento le suponía un coste anual de unos 200.000 euros.

La empresa adjudicataria asumirá, según se recoge en el pliego de condiciones, a los siete trabajadores que había en la piscina. Al mismo tiempo amplía la cartera de servicios, con otras prestaciones.

A día de hoy la piscina sigue cerrada, a la espera de que se concluya definitivamente todo este procedimiento.