Los resultados obtenidos por la Cooperativa San Acacio" de Montemayor en la lucha contra el mosquito de la vid han resultado positivos al conseguirse un mayor respeto al entorno ecológico, sin encarecimiento del precio.

El plan iniciado este año en San Acacio evita los daños producidos por los insecticidas convencionales que matan todas clase de insectos, los perjudiciales y los beneficiosos. El plan aplicado permite actuar sobre el mosquito evitando que los machos fecunden a las hembras gracias a la "confusión sexual". Para ello, se han instalado en 180 hectáreas de viñedo propiedad de socios de la cooperativa unos aspersores que reparten un líquido con el olor característico de la hembra, lo que origina la "confusión sexual" y por tanto la eliminación selectiva de estos animales que causan graves años en la cosecha, según informó el técnico de la coperativa Juan Antonio Aguilar, quien ha calificado favorablemente la experiencia que no cuesta más que el habitual.

El presidente de la cooperativa, Pedro Moreno, destacó la respuesta de los socios a la experiencia de la que podrán beneficiarse el resto de viticultores que lo deseen.

El delegado de Agricultura, Francisco Zurera, animó a los cooperativistas para mejorar y rentabilizar el viñedo con vistas a un futuro inmediato, convencido de que la vid es una planta con futuro.