El delegado de Agricultura, Francisco Zurera, advierte del "gran problema" que existe en el sector del aceite de oliva con los bajos precios que se están registrando y los "escasos o nulos" resultados del almacenamiento privado. "La presión de la distribución es cada vez mayor. Estamos hablando de la mejor cosecha en calidad, pero en el precio no se valora", añade. Por eso, considera que el productor tiene que dar el paso hacia una mayor concentración e incrementar su profesionalización. Zurera insta a la industria almazarera a "convertir en una oportunidad el liderazgo que tiene España".