La ausencia de vigilancia efectiva sobre el etiquetado para diferenciar los productos procedentes de sistemas ganaderos intensivos y extensivos y de cerdos ibéricos y cruzados ha provocado en el último año en Andalucía un retroceso cercano al 40% en la producción del ibérico de dehesa, que llega al 60% en las tres últimas campañas. En la provincia de Córdoba, solo en el último año el ibérico de bellota ha disminuido su producción al pasar de los 44.810 animales censados en el 2010 a los 33.842 del 2011. Pero la mayor caída la ha sufrido el cerdo de la raza ibérica pura, sin cruzar, alimentado con bellota, el de mayor gama, al pasar de 80.227 ejemplares a 19.813 entre las campañas 2010 y 2011. Los datos los ha facilitado la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias Faeca, que apunta como responsable a la ineficacia de la norma del ibérico.

Desde la denominación Los Pedroches constatan esa caída, si bien su producción aumenta al haberse incorporado más productores. Y desde la cooperativa Covap reconocen una bajada en la última campaña de sacrificios 2011--2012, aunque muy por debajo del 40% de la media andaluza.

Faeca, con el apoyo de la DOP Los Pedroches, Covap y otras entidades, continúa reclamando una nueva norma que proteja exclusivamente al cerdo ibérico de producción extensiva y que obligue a diferenciar, a través del etiquetado, si un jamón, una paleta o una caña de lomo proceden de cerdos ibéricos o cruzados, alimentados a base de bellota o pienso, de modo que el consumidor cuente con todas las garantías a la hora de comprar.

Por eso, Faeca celebra la proposición no de ley presentada en el Congreso de los Diputados, en línea con sus postulados, y que cuenta con el respaldo de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía.

Lo que pretenden evitar las cooperativas andaluzas es que se sigan comercializando bajo la imagen de la dehesa productos de animales que comen pienso, criados mediante sistemas intensivos, con menores costes de alimentación y manejo, sin olvidar las peculiaridades organolépticas que distinguen a unos y a otros.