Lucena Cientos de personas participaron en el multitudinario traslado de la Virgen de Araceli a la iglesia de la Sagrada Familia, en el barrio del Valle. La imagen partió de San Mateo a hombros de una cuadrilla de santeros mandada por Isidro García, y en su largo trayecto se vivieron momentos de gran fervor y devoción, en calles que raramente tiene oportunidad de ver el paso de la procesión de la Virgen. En esta parroquia se celebra hoy la la vigilia mariana y se recibirán las reliquias de San Juan de Avila. J.A.F.