Un vecino de Almodóvar del Río se enfrenta a una multa de 1.200 euros por cazar especies protegidas y el fiscal solicita además que se le retire la licencia de caza y pesca durante tres años.

Según expone el ministerio público en el relato de los hechos que el procesado fue sorprendido el 29 de enero del 2010 por la Guardia Civil en el interior de un coto mientras se dedicaba a la caza de aves mediante el empleo de costillas , artilugios prohibidos por la ley.

La Guardia Civil le intervino 127 costillas , así como 75 aves muertas, entre las que se encontraban 40 pertenecientes a la especie currucucu capirotada, seis zorzales, tres petirrojos, un gorrión y doce aves ya desplumadas que no han sido identificadas y por lo tanto no consta si están catalogadas como especies amenazadas.