Domingo Rodríguez-Borlado, miembro de HOAC, intervino en el pleno para denunciar la situación en la que se encuentran muchos trabajadores por la falta de medios para evitar la siniestralidad laboral. La HOAC denunció que existe un inspector de trabajo por cada 10.000 empresas.