El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, y el secretario general, Carlos Molina, se reunieron ayer con el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, a quien reivindicaron nuevamente una modificación del Código Penal para que las penas por los robos en el campo "sean realmente ejemplares, tanto al que compra como al que roba, ya que, a pesar de la importantísima labor y magnífica entrega de la Guardia Civil en la persecución de estos delitos, lo cierto es que la inseguridad en el campo persiste y su solución sigue siendo una asignatura pendiente para las zonas rurales". En el encuentro entregaron al subdelegado de un informe elaborado por la organización agraria para la declaración de la provincia como zona catastrófica como consecuencia de las severas heladas sufridas este año y de la persistente sequía.