La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba ha condenado a 15 años de prisión a un hombre que acuchilló en un bar de La Guijarrosa, sin mediar palabra ni pelea ninguna, a otro al que no conocía, así como también al propietario del establecimiento que salió en defensa del cliente. El fallo lo considera responsable de dos delitos de homicidio en grado de tentativa y le impone por cada uno de ellos penas de siete años y seis meses.

Según los hechos probados en la sentencia, sobre la una de la madrugada del 21 de noviembre del 2009, el acusado, de 33 años entonces, se encontraba junto a un amigo tomando una cerveza en un bar de La Guijarrosa cuando entró un hombre y, en compañía de otra persona, se situó en la barra cerca de los anteriores.

En un momento dado, sin que ambos se conocieran, sin que mediara conversación previa o cualquier tipo de incidente, el acusado se acercó por detrás al cliente recién llegado al bar, llamó su atención dándole un toque en la espalda y cuando se giró le rodeó el cuello con un brazo mientras que con una navaja de diez centímetros de longitud lo apuñaló al menos en cuatro ocasiones. Ante la escena, el propietario del bar se acercó para evitar que siguiera acometiendo al primero y lo agarró del cuello y el pelo para evitarlo. Sin embargo, el agresor se dio la vuelta y le dio un primer navajazo ante de caer al suelo. Al levantarse, aún le propinó uno más en el abdomen, para a continuación guardarse la navaja y salir del establecimiento.

Además de los 15 años de prisión la sentencia le impone la prohibición de acercamiento y comunicación con las víctimas por un periodo de diez años.