El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, acompañado de la alcaldesa de Cabra, María Dolores Villatoro (PSOE) y el delegado provincial, Luis Rey, junto a otros miembros de la Corporación municipal, inauguró ayer la estación depuradora de aguas residuales (Edar), en la que la Junta ha invertido unos 5,1 millones de euros. La planta depuradora, diseñada para dar respuesta a unos 25.000 habitantes, supone cubrir las necesidades de la zona hasta el horizonte del año 2019, según dijo el consejero, quien añadió que de esta forma se da cumplimiento a un compromiso adquirido por la Administración autonómica para depurar aguas.

Por su parte, la alcaldesa, que destacó la importancia de esta infraestructura para la ciudad, indicó que en el transcurso de la visita se ha hablado con el consejero del proyecto de restauración del río Cabra, que se ha trabajado conjuntamente con la Agencia Andaluza del Agua, y anunció que se presentará en breve.

A lo largo de esta visita se conoció también cómo han quedado las obras de restauración hidrológica y ambiental que la Agencia Andaluza del Agua ha ejecutado en el arroyo Guadalazar y que por un importe de más de 400.000 euros, han supuesto el acondicionamiento del cauce y de sus márgenes, a través de la fijación de taludes, y la mejora de su capacidad hidráulica.

La actuación se ha desarrollado en una zona donde por las intensas lluvias se han producido frecuentes desbordamientos que modificaron su trazado y provocaron otros daños en los terrenos colindantes. Para ello se han hecho labores de limpieza y movimiento de tierras.