La transformación del orujillo, un residuo de la aceituna, en biocarburante sintético de segunda generación ya es una realidad en el mundo, y se produce desde ayer en Cañete de las Torres. Se trata de uno de los mejores proyectos industriales que tiene España en estos momentos. Este proceso ya se realiza en la primera planta de biocombustible mediante el sistema Kurata, que ha puesto en marcha la empresa Cardiles Oil Company, en la que ha invertido 14 millones de euros. La fábrica tiene actualmente una capacidad para fabricar 10.000 toneladas de biocombustible al año, mediante la transformación de unas 30.000 toneladas de orujillo de aceituna. El consejero delegado de la empresa, Julio Torres, abrió el acto inaugural, que contó con la asistencia de la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar.

Torres tuvo un recuerdo para Carlos Rodiles, que falleció hace un año, y del que dijo que "fue uno de los primeros que creyó en el proyecto de forma incondicional" y agradeció también a la familia Santamaría la oportunidad que le brinda para tener la materia prima necesaria para convertirla en energía en una planta que para el año próximo se convertirá en una de 70.000 toneladas de producción.

APUESTA El grupo Torres es la sociedad matriz de los derechos de distribución en exclusiva del Sistema Kurata en Europa y América. Esta compañía ha invertido más de 50 millones de euros en desarrollar este modelo productivo, que convierte los residuos agrícolas en una energía limpia y eficiente.

El presidente del consejo de administración de Grupo Torres, Juan Torres Piñón, visiblemente emocionado, manifestó a la ministra que "para desarrollar nuestro proyecto necesitamos de su comprensión y de la colaboración eficaz de su Administración; y lo hago desde el convencimiento de que los beneficios del mismo no solo son para la empresa que presido sino también, en parte sustantiva, para el entorno social al que afectan los desechos tratados".

El alcalde, Diego Hita, se mostró orgulloso y satisfecho de ver hecho realidad el proyecto,"y estoy seguro de que será un éxito, que cumplirá las expectativas y premiará la iniciativa de la familia Torres". La ministra, que visitó previamente el Ayuntamiento y las obras del castillo, manifestó que "esta planta de Cañete de las Torres es un ejemplo para todo el mundo en la utilización responsable y sostenible de los biocarburantes" y ha resaltado que "creará sinergias con otros sectores como la agricultura, el transporte o los servicios auxiliares, contribuyendo al desarrollo económico y a la creación de empleo en este territorio".