Peñarroya María Gil y Alonso Lorenzo, alcaldable y portavoz del PP respectivamente, ha destacado la necesidad de hacer del Ayuntamiento "una administración fuerte y eficiente", comprometiéndose así a reducir entre el 10 y el 25% el presupuesto en el plazo máximo de dos años, sin afectar para ello las partidas para gastos sociales. También criticó el gasto en ediles liberados. Y.G.