Lucena podría duplicar los carriles de la carretera de Cabra, una vez que se ponga en marcha un proyecto que ha sido aprobado tanto por el Consejo de la Gerencia Municipal de Urbanismo como del Pleno del Ayuntamiento de la localidad. El mencionado proyecto afectaría en su primera fase a la zona que va desde el cruce de la antigua carretera, junto a las instalaciones de Comaferr hasta el cruce con la Ronda de San Francisco y carretera de Rute. La segunda fase se completaría hasta la rotonda de Cuatro Caminos, junto al pabellón, zona denominada actualmente Avenida de la Infancia. Hay que tener en cuenta que la primera fase tendría un coste cercano a los cuatro millones y medio de euros y la segunda estaría cifrada sobre el medio millón de euros.

El proyecto de la primera fase tiene como objetivo duplicar el número de carriles de tráfico, por lo que quedarían dos en cada sentido. También se suprime el cruce semafórico de la zona de Comaferr, que sería abordado en su mayoría (426.000 euros) por parte de la Consejería de Obras Públicas, mientras que el Ayuntamiento afrontará el coste de las expropiaciones precisas para la ejecución de los trabajos, que importan 288.000 euros.

Este primer tramo contará con dos grandes rotondas, una de ellas de 60 metros de diámetro, junto al cruce con la carretera de Cabra. Además, habrá otra de 36 metros de diámetro que se situará a la altura del camino de Torremolinos. En esta última rotonda quedará ubicada la Fuente de Cabra, actualmente situada junto al río Lucena. Estos proyectos no tienen que ver con el asfaltado de este tramo, con el que se están mejorando 19 kilómetros de la carretera A-331 entre Lucena y Rute.