Los portavoces municipales del Ayuntamiento de Baena declararon ayer en el juzgado de lo Contencioso Administrativo número 5 de Córdoba por la denuncia interpuesta por la Federación Provincial de Minusválidos Físicos de Córdoba (Fepamic) por la adjudicación del contrato de limpieza. Fepamic demandó al Ayuntamiento por la concesión del servicio de limpieza viaria a Urbaser al entender que se han producido "irregularidades" en el correspondiente procedimiento administrativo.

El portavoz de PSOE, Jesús Rojano: de IU, Valle Meneses, y del PP, Paulino Luna, acudieron ayer a declarar al juzgado, aunque no tuvo que hacerlo Luna ya que finalmente no fue requerido por el abogado de Fepamic. Sí declaró María Jesús Serrano, segunda teniente de alcalde y presidenta de la mesa de contratación, así como el secretario municipal y uno de los técnicos.

Ninguna de las partes quiso ayer hacer ninguna declaración, en espera de que el juzgado resuelva sobre el caso.

Hace aproximadamente un año, IU advirtió ante el Pleno que la empresa Urbaser había presentado dos proyectos en la adjudicación y al igual que el PP votaron en contra.