Dos acusados de robar y golpear repetidamente a un hombre, que quedó tetrapléjico tras la brutal paliza, han reconocido los hechos y han aceptado once y nueve años y medio de prisión.

C.J.C.P y D.S.L admitieron ayer que golpearon a la víctima y manifestaron que es "una pena" lo que sucedió, por lo que pidieron perdón y confesaron que están arrepentidos de lo que hicieron.

Por su parte, la víctima de la agresión, un ciudadano rumano que vivía y trabajaba temporalmente en Rute y que en el momento de los hechos tenía 30 años, explicó que como consecuencia de la paliza no puede valerse por sí mismo.

También aclaró que no había bebido mucho el día en el que se produjeron los hechos, el 30 de marzo del año 2008, y explicó que durante la agresión perdió el conocimiento y que los acusados le robaron todo lo que tenía en ese momento.

El fiscal, que en su calificación provisional solicitaba para los dos acusados, C.J.C.P. y D.S.L., cinco años de cárcel por un delito de robo con violencia y doce años por un delito de lesiones graves, modificó su escrito de acusación y rebajó la pena para C.J.C.P, a quien le pide tres años de cárcel por el delito de robo con violencia y ocho años por el delito de lesiones graves.

Para D.S.L., el Ministerio Público solicita un año y medio y ocho años por los mismos delitos. El fiscal ha rebajado la pena al considerar probado que los procesados habían ingerido sustancias estupefacientes que alteraron su voluntad.

Además, a E.L.M. y a F.J.B.P. les solicita el pago de más de 9.000 euros de multa por omisión del deber de impedir la comisión de delitos y omisión del deber de socorro.

Por su parte, dos menores que también estuvieron implicados en los hechos ya fueron juzgados y tres de ellos fueron condenados a pasar cuatro años de internamiento en régimen semiabierto, y otros ocho permanecen en libertad vigilada.