Los agricultores han expresado su sospecha de que no estarán presentes en el consejo del plan director que se encargará de desarrollar la futura Ley del Olivar, que la Junta de Andalucía prevé tener lista a finales de este año.

Esta denuncia ha sido realizada por el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, quien ha explicado que la ley que elabora la Consejería de Agricultura es "una ley genérica que deja todo a un plan director", de forma que la norma "anuncia problemas pero no aborda ninguno".

Para solucionar estas situaciones, la Ley del Olivar prevé la elaboración de un plan director que estará dirigido por un consejo, del que sospechan que no formarán parte los agricultores, una ausencia criticada por Fernández de Mesa, quien ha añadido que otra de las carencias de la norma es que está "muy vinculada al aceite, pero olvida la aceituna de verdeo y manzanilla".

A favor de la ley, Fernández de Mesa ha reconocido el trabajo elaborado por la Consejería de Agricultura para promoverla y su apuesta por mantener el patrimonio olivarero en Andalucía, un sector del que viven 300 municipios andaluces y 250.000 agricultores, al tiempo que genera 20 millones de jornales al año, con una superficie productiva de 1,5 millones de hectáreas.

Sin embargo, ha reconocido que, a pesar de estas dimensiones, uno de los principales problemas del olivar es la "minidivisión" de las superficies, puesto que el 85% de las explotaciones son de menos de cinco hectáreas, lo que hace "irrentable" el cultivo.