Cruz Roja Baena está a pleno rendimiento con motivo de la llegada de los temporeros para la campaña de recolección de aceituna. Juan Manuel León de Toro, responsable de comunicación, explica que entre Cruz Roja y Baena Solidaria, porque trabajan juntas en el tema de la inmigración, disponen de 61 camas. Explica que el centro de Cruz Roja cuenta con 28 camas y en esta época "oficina central procura desviar a quienes vienen de costas para que nosotros podamos atender al mayor número de personas, por lo que prácticamente todas las plazas del centro se están utilizando para temporeros". "Entre postigos, el piso y el centro hay un total de 61 plazas", indican.

León de Toro explica que este año la situación de los inmigrantes y temporeros "es imprevisible, hay momentos en los que nos han sobrado un par de camas en el centro y hay días en los que estamos desbordados". Entre la atención que prestan ofrecen 60 comidas y otras tantas cenas y una bolsa con una lata de conserva, un bollo, zumo y una pieza de fruta para las personas que lo necesiten. El tiempo de estancia es de tres días, en los que pueden también utilizar las duchas, lavandería, sala de estar y las clases de español.

En la asamblea para el voluntariado y socios de Baena se anunció que los fondos de solidaridad, que por instrucción del presidente nacional se van a distribuir en la localidad, rondan entre los 12.000 y 18.000 euros. Un dinero que recibirán para paliar en la medida de lo posible estos momentos de crisis y a cubrir las necesidades básicas de los que más lo necesitan. Este programa durará hasta junio.

León de Toro comenta que Cruz Roja siempre ha mantenido un número importante de personas que acudían al reparto de alimentos, aunque este año se ha aumentado. "No es un incremento muy destacado porque creo que las redes sociales y familiares están ayudando mucho, aunque hay situaciones difíciles puntuales".