La consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, colocó ayer la primera piedra de las obras de recuperación del cauce del Guadalquivir a su paso por Montoro. Este proyecto, con una inversión de 3,15 millones de euros, permitirá recuperar el margen fluvial del río a lo largo de 3 kilómetros de longitud y la restauración ambiental de 85 hectáreas. Esta actuación contempla la creación de una red de paseos para mejorar el acceso desde la ciudad al nuevo entorno fluvial, así como la regeneración ambiental de la zona aledaña, con la creación de un parque de ribera.

PASEOS La red de paseos peatonales se ubicará en ambas orillas y también se creará un acceso al parque de ribera para vehículos. Se utilizarán especies autóctonas de esta zona y se ampliará el ámbito fluvial del río con la creación de un meandro que se cubrirá de agua gracias a la construcción de una pequeña presa. En este entorno se han trazado caminos que permiten el recorrido y disfrute de la zona. Para potenciar el uso público de este nuevo espacio, el proyecto incluye zonas limpias de vegetación y acotadas como merenderos, además de puestos de observación y pesca a modo de embarcaderos junto a la orilla. También se construirá una pasarela peatonal de madera sobre el río, integrada en el paisaje.

El nuevo azud se ejecutará para mantener una lámina constante de agua, favoreciendo el crecimiento de la vegetación de ribera. Esta actuación se enmarca en el Plan de Mejora de Infraestructuras Hidráulicas, en el que se recogía una inversión global para la provincia de Córdoba de 34,17 millones de euros. Castillo aprovechó para avanzar que en los próximos días sus vecinos se beneficiarán también de una nueva actuación para mejorar su abastecimiento de agua potable. Esta consistirá en la renovación parcial de la conducción general de suministro, por una inversión superior a los 220.000 euros, que aumentará la garantía de abastecimiento.