Una cuestión controvertida durante el pleno celebrado ayer fue la subida de las tasas en los servicios que ofrecen la Empresa Provincial de Aguas de la Diputación de Córdoba (Emproacsa) y la Empresa Provincial de Residuos y Medio Ambiente (Epremasa).

Desde la primera se fomenta "el consumo responsable" y se propone una subida media trimestral de 10 euros (3,5%) en el abastecimiento y depuración en alta. Además, se congelarán las tarifas del ciclo integral del agua, aseveró el vicepresidente de Emproacsa, Antonio Ramírez. También se ha creado un nuevo impuesto para el vertido, que será de 0,45 euros por metro cúbico, con el que se financiarán los cuatro millones de euros que costarán las nuevas depuradoras de la provincia cordobesa.

La vicepresidenta de Epremasa, Pilar García, explicó que el incremento de las tasas por la recogida y tratamiento de la basura es de un 9,7% de media anual, que trasladado a euros supone entre 0,57 y 13,03 más para el consumidor al año, dependiendo de la modalidad del servicio. Esta subida esta prevista como parte de un plan de saneamiento de tres años para que la empresa provincial salve el déficit que presenta.

Para IU, este incremento se debe a la "mala gestión" realizada en Epremasa y rechaza su privatización, mientras que para el PP la subida es bastante importante.