La sociedad actual deja a un lado la tan saludable costumbre de leer un libro. Con la aparición de internet, lo que ha sido elemento fundamental durante siglos para la adquisición del conocimiento y la cultura, ha ido perdiendo peso, al menos en su formato tradicional. Y ante este desolador panorama merece la pena resaltar la iniciativa que se desarrolla por parte del Ayuntamiento de Lucena con su plan de dinamización de la lectura. Gracias al mismo, los niños se acercan desde su más temprana edad a la Biblioteca Municipal, situada en el monumental edificio del palacio de los condes de Hust, que dispone de un fantástico fondo bibliográfico. Ahora que tanto hablamos de crisis, hay que recalcar que esta casa permite acercarnos totalmente gratis al maravilloso mundo de los libros, gracias a la iniciativa del concejal Manuel Lara Cantizani, a quien se debe asimismo un proyecto que se ha convertido hoy en todo un modelo a nivel andaluz, como es el del Botellódromo de las Palabras. Por favor, no se prive del placer de leer un buen libro.