Convertir un espacio que nació en un momento de guerra en un ambiente cultural, de arte y de diálogo es el objetivo de la reforma realizada en el antiguo refugio antiaéreo que esconde el subsuelo de la plaza de España de Villanueva de Córdoba desde el comienzo de la Guerra Civil.

Con esta actuación, una sala abovedada con arcos de ladrillo que se asienta sobre pilares de granito cuenta ahora con un uso muy diferente para el que fue concebida, según ha detallado a Efe la alcaldesa de la localidad, Dolores Sánchez.

El visitante llega a esta sala gracias a una entrada ubicada en la misma plaza y que da acceso mediante unas escaleras y un pasillo principal a dicho refugio, considerado como el mejor conservado de Córdoba y uno de los mejores de Andalucía.

Sánchez ha dicho que el objetivo es que este recinto se convierta ahora en un lugar de "encuentro y diálogo" ya que actualmente acoge exposiciones, ponencias o diversos actos como el II Concurso de Platos de Jamón Ibérico de Bellota, celebrado el viernes pasado en el marco de la V Feria del Jamón Ibérico de Bellota del Valle de los Pedroches.

No obstante, la regidora ha apuntado el atractivo turístico de este espacio ya que de la sala principal parten dos galerías subterráneas "lúgubres", una de ellas con 80 metros de longitud, que finalizan en unos respiraderos utilizados como zona de entrada o salida en su tiempo.

No obstante, la alcaldesa ha indicado que diferentes expertos que han analizado este refugio, aseguran la existencia de una compleja red de corredores, que estarían tapiados y que surcan el subsuelo de gran parte de la trama urbana del municipio.

Asimismo, Sánchez, ha detallado que el refugio ya fue sometido a otra reforma en los años 80 en la que se levantaron unos aseos y se echó un nuevo suelo pero no se consiguió impermeabilizar el recinto por lo que, de nuevo, quedó abandonado hasta ahora que ha recuperado su esplendor.

Sánchez, ha indicado que, al parecer, se construyó en 1936 y se utilizó para proteger a la población de bombardeos, que "no fueron muy intensos" en un pueblo que permaneció en poder de la República hasta el final de la contienda.

Por su parte, el presidente de la Cooperativa de la Construcción de Villanueva de Córdoba, Francisco Bejarano, empresa encargada de las labores de reforma, ha detallado a Efe que dichas obras han consistido en impermeabilizar las paredes y el techo.

Además, se han colocado drenajes en el suelo para acabar con las humedades, que provocaban balsas de agua de hasta 60 centímetros.