El presidente de la Diputación de Córdoba, Francisco Pulido, ha asegurado que, a pesar de la crisis, el compromiso del Gobierno de la institución provincial es que los presupuestos de 2010 ronden los 240 millones, una cifra similar a las cuentas de esta institución para este año.

Tras una reunión con los miembros del Gobierno de la institución provincial en La Rambla, Pulido ha dicho en rueda de prensa que el año que viene será "difícil" pero el objetivo del presupuesto será "garantizar las inversiones para crear empleo, la obra pública y garantizar los derechos" con el impulso de las políticas sociales mediante el desarrollo de la Ley para la Autonomía Personal.

La previsión que mantiene el Gobierno provincial es que las políticas sociales cuenten con una partida de 15 millones, superior por tanto a los 11,5 millones destinados al año en curso, mientras que los planes provinciales para 2010 y 2011 contarían con cerca de 55 millones, una partida cercana a los más de 54 millones del bienio 2008-09.

Pulido ha informado de que el Gobierno de la Diputación está elaborando actualmente el proyecto de los presupuestos provinciales para el año que viene con el objetivo de que sean aprobados el próximo mes.

Según el presidente de la Diputación, las cuentas de 2010 también mantendrán las políticas de empleo pero ha avisado de que "todo" se hace en el marco de una bajada de ingresos, "lo que exige concentrarse en una mejor gestión".

Así, ha mostrado el deseo de reducir el gasto corriente y los gastos financieros mientras que se mantendrá el gasto de personal "porque creemos que el empleo es prioritario", a la vez que ha informado de la continuidad en la congelación de sueldos para los diputados provinciales.

Sobre el capítulo de impuestos y tasas, ha dicho que los consejos de administración de las empresas públicas provinciales "serán los que decidan el precio" de las mismas aunque ha apuntado que esto se decidirá teniendo en cuenta que el objetivo prioritario es "garantizar los servicios de calidad".

El presidente de la institución provincial ha hecho un balance de estos dos años de gestión en los que ha valorado "mucho" la cercanía a los municipios, la "eficacia en la gestión por lo acertado en la transparencia y la máxima participación" conseguida.

Así, ha hablado de eficacia "cuando en momentos difíciles" se destinaron más de nueve millones para medidas anticrisis en servicios públicos, sociales o políticas para el empleo.

Además, ha asegurado que, de los 54 millones consignados para los planes provinciales 2008/09, sólo quedan por licitar 6 millones mientras que el objetivo es que se adjudiquen antes de final de año.

Según el máximo responsable de la Diputación de Córdoba, entre las inversiones importantes de los últimos dos años, están los 600.000 euros para el Plan de Accesibilidad de los municipios; los más de tres millones en actuaciones para las aldeas y los 64 millones para la mejora de infraestructuras viarias, de los que 54 están ya ejecutados o en vías de ejecución.

Junto a ello, ha destacado los 11,5 millones para políticas sociales en 2009 que beneficiaron a 2.500 personas y que generaron un millar de trabajos y los nueve millones destinados a políticas activas de empleo que han beneficiado a 8.000 trabajadores.