Las consejerías de Educación y Empleo, el Ayuntamiento de Palma y Faasa clausuraron ayer la quinta promoción de técnicos de mantenimiento de aeronaves (TMA) y la segunda de piloto de helicópteros.

Con este último curso, la apuesta formativa de Faasa, bajo la marca formativa Caena, ha titulado a 300 alumnos andaluces para el sector aeronáutico.

El director general de Formación Profesional y Educación Permanente de la Consejería de Educación, Emilio Iguaz, indicó que "la formación es una apuesta decidida de la Junta de Andalucía".

Por su parte, el director general de Empleabilidad y Formación Profesional del Servicio Andaluz de Empleo, Manuel Brenes, indicó que "el sector aeronáutico es también una apuesta del gobierno andaluz".

En este sentido, el alcalde, José Antonio Ruiz Almenara, puntualizó que seis jóvenes palmeños se han formado en estas dos últimas promociones. Ruiz Almenara afirmó que esta iniciativa "trabaja por unos recursos humanos profesionalizados". "Faasa --añadió-- es una empresa que piensa en la colectividad desde la educación, el empleo y el medio ambiente".

Por último, el presidente de Faasa, Miguel Angel Tamarit, agradeció la complicidad de la Junta de Andalucía, afirmando que se trata de una formación de éxito. Así, el 90% consigue un empleo.

Ayer recibieron diplomas diez nuevos pilotos, mientras que se formaron 27 en mantenimiento de aeronaves.