En relación a esta polémica, la alcadesa, Encarnación Ortiz, indicaba ayer que esta medida fue aprobada, por unanimidad, en la comisión de Mercadillo celebrada a finales del 2007, "por lo que lo único que hemos hecho es dar cumplimiento a ese acuerdo". Igualmente, recordaba que este cambio de fecha "era un compromiso electoral del equipo de gobierno, porque siempre hemos entendido que lo que hay que generar para que exista dinamización es un flujo de personas y el sábado es el día idóneo para ello", puntualizando que antes de llegar a esta decisión "se han mantenido reuniones con todas las partes afectadas, acercando al máximo posible todas las posturas, sobre todo las que había encontradas entre la asociación Nuevo Comercio y la Asociación de Comercio de Priego".