Agentes de la Guardia Civil han detenido a tres personas por cultivar más de 12 kilos de marihuana en dos operativos efectuados en Cerro Muriano y Baena.

El instituto armado informa en una nota de que la pasada semana tuvieron conocimiento de que en las inmediaciones de Cerro Muriano se ubicaba una plantación de marihuana y que su propietario pudiera estar dedicándose a la venta de este tipo de sustancia.

Las diligencias permitieron a los agentes situar el domicilio en el que se encontraba la plantación y se comprobó que el propietario era J.M.C.R., de 39 años.

El pasado 14 de julio el juez autorizó el registro domiciliario y se hallaron 18 plantas de marihuana de grandes dimensiones, algunas de ellas de más de 2 metros de altura. El material incautado pesó 8 kilogramos.

La Guardia Civil procedió a su detención como supuesto autor de un delito de elaboración y cultivo de droga e ingresó en prisión.

Por otro lado, el pasado 13 de julio efectivos del Seprona de Baena observaron en un paraje un turismo que resultó sospechoso, por lo que los agentes decidieron identificar a sus ocupantes.

Tras comprobar que no había nadie en el interior del vehículo, los agentes localizaron en el interior de un cañaveral existente junto a un arroyo a dos jóvenes junto a 11 plantas de marihuana, algunas de ellas de grandes dimensiones.

La Guardia Civil detuvo a M.L.V., de 24 años, y F.M.L.P., de 22 años, y arrancó las plantas de marihuana, que arrojaron un peso de más de cuatro kilogramos.