La mesa elaborada en Córdoba no desmerece a ninguna de las más selectas del país. La calidad de sus ingredientes aporta el valor añadido que necesita el plato más valorado. En el Salón de Gourmets están representadas todas las comarcas cordobesas. De la Subbética viene el aceite de Priego y algunos municipios de la comarca de Baena. La Campiña desprende sabores de caldos amontillados y pedro ximénez que son irresistibles a cualquier paladar. En la Vega del Guadalquivir nacen naranjas selectas y hortalizas regadas por las aguas del Guadalquivir. Empresas como el Grupo Pascual asentaron raíces en la provincia y otras, como Arteoliva, despliegan alimentos tradicionales como el gazpacho en innovadores envases. Al norte, en Los Pedroches, se crían los cerdos ibéricos de los que se obtienen los jamones y paletas que cada vez llegan a más mercados. Una veintena de empresas muestran en Madrid hasta el jueves por qué es diferente el campo cordobés.