Varios vecinos de la zona residencial de Los Poleares, de Lucena, han denunciado las molestias que les ocasionan las obras de urbanización de un área donde irán más de 400 viviendas. Según los vecinos, el problema se originó hace meses cuando se levantó la carretera, cuyo arreglo y pavimentación no se ha realizado. Denuncian que ello provoca a diario verdaderas nubes de polvo que hacen inaguantable la situación para quienes viven junto a este tramo de la carretera, dado que además la circulación por la misma se intensifica con la llegada de las fechas estivales.

Los vecinos urgen al Ayuntamiento que exija la restitución del pavimento en ese tramo, pues, al parecer, los constructores les han dicho que no tienen previsto hacerlo hasta que se concluya la fase de urbanización, cuyos trabajos podrían prolongarse hasta después del verano. Ponen de manifiesto que tienen que tener todas las puertas y ventanas cerradas y que las nubes de polvo están perjudicando la salud de algunos de ellos, con problemas respiratorios. El concejal delegado de Obras, Emilio Montes, se ha interesado por el tema visitando la zona e intentará agilizar el asfaltado.