Las seis muertes que hasta la fecha se han producido en la provincia hacen temer que el 2008 vuelva a ser "un año negro en el fallecimiento de trabajadores". Así lo indicaba en Priego el secretario general de UGT-Córdoba, Jesús Comino, que reiteraba el carácter simbólico del acto celebrado ayer en la localidad de la Subbética, "en el que queremos llamar la atención por los acontecimientos que han sucedido, ya que estamos convencidos de que los siniestros en su inmensa mayoría se pueden evitar".

Comino aprovechó la ocasión para hacer un llamamiento a todos los trabajadores para que denuncien públicamente a los empresarios "que no entienden de derechos y quieren buscar el beneficio a consta de explotar a los trabajadores".

Por otra parte, la alcaldesa prieguense, Encarnación Ortiz, en relación a la petición formulada el pasado viernes por el grupo municipal del Partido Popular en la que solicitaban al equipo de gobierno la celebración de un pleno extraordinario en el que comparecieran los responsables de la Gerencia de Urbanismo para informar sobre este tema, calificaba como "lamentable" la actitud del PP, "al utilizar la muerte de una persona para desviar el debate que se está produciendo en la calle".

La regidora puntualizó que el expediente de la obra donde se produjo el siniestro laboral "ha tenido su tramitación en regla y será el juzgado el que determine hasta dónde llegan, si tienen que llegar, las responsabilidades de cada uno".