La Guardia Civil ha detenido en Dos Torres a un joven de 26 años al que le intervinieron 300 prendas de vestir de diferentes marcas y modelos, presuntamente falsificadas. El instituto armado informó ayer en un comunicado de que la detención se produjo después de los agentes tuvieran conocimiento de que en el mercadillo del pueblo, que se instala todos los jueves en la calle San Roque, llevaban varias semanas vendiendo prendas de vestir posiblemente falsificadas.

Cuando el detenido fue localizado, la Guardia Civil le solicitó los albaranes de compra de prendas de las marcas Lacoste, Pierre Cardin y Máximo Dutti, entre otras, pero el joven dijo que no los poseía. Tras comprobar los agentes que las prendas habían sido falsificadas, lo detuvieron como supuesto autor de un delito contra la propiedad industrial.