Los tres delegados de personal de Comisiones Obreras y los dos de UGT en la central térmica de Puente Nuevo se encerraron ayer en su centro de trabajo como señal de protesta ante la política laboral desarrollada por Viesgo del grupo Enel, compañía a la que pertenecen varias plantas en toda España, entre ellas la de Espiel.

El encierro, que se inició a las 08.00 horas de ayer y se repite en todas las centrales españolas del grupo italiano Enel, es el principio de una serie de movilizaciones encaminadas a denunciar varios aspectos del modelo de gestión de la compañía que, entre otras cosas, recurre a contratas para acometer los trabajos propios del personal especializado de Viesgo, según denuncian los representantes de la plantilla.

El presidente del comité de empresa, Rafael Ramírez (CCOO), ha mostrado a este diario su preocupación porque los planes de futuro no garantizan el empleo en el sector minero y "todavía seguimos sin proyecto para el ciclo combinado", en el que se utilizaría gas además de carbón. Además, el sindicalista afirma que "los puestos de operaciones y mantenimiento se están cubriendo con subcontratas", en vez de con personal de la empresa, que cuenta con una plantilla de 99 trabajadores.

Los trabajadores exigen un plan de inversiones que garantice el funcionamiento de la central térmica más allá del 2010, "fecha clave por la necesidad de adaptar las emisiones a la normativa comunitaria emanada de la cumbre de Kyoto". Este plan debería estar definido en el 2004, aunque según los sindicalistas "ni se ha empezado".

Desde UGT se reclama a la empresa "que nos diga si el contrato con Encasur garantiza el suministro de carbón a la central", pues "en los últimos tiempos está aumentando considerablemente el consumo de carbón de importación", llegando al 30 por ciento del total, según informa este sindicato en una nota.

El encierro de ayer es "sólo un primer paso", según anuncia Ramírez, ya que el calendario de movilizaciones contempla huelgas entre las 20.00 y la 8 horas de los días 17, 19, 21, 24 y 25 de noviembre, en periodo nocturno, y los días 29 y 30, fin de semana, con el objetivo de causar el menor perjuicio a los usuarios.

La central de Puente Nuevo utiliza un 60 por cuento de hulla y un 40 por ciento de antracita para quemar diariamente entre 4.100 y 4.200 toneladas de carbón, lo que se traduce en 325 megawatios por hora.