El nuevo obispo de Córdoba, Juan José Asenjo Pelegrina, realizó el domingo su primera visita pastoral a Bujalance. Así, comenzó visitando la comunidad de las Madres Carmelitas del convento de San José y Santa Teresa y a continuación fue a la comunidad de las religiosas de Mater Eclesiae, que regentan el colegio concertado La Milagrosa.

De allí se desplazó a la parroquia de la Asunción, la Catedral de la Campiña , abarrotada de fieles, para celebrar la confirmación de quince jóvenes en una eucaristía cantada por la Coral Pedro Lavirgen. El obispo se dirigió a los jóvenes confirmados y los animó a ser testigos de Cristo, con la fuerza que el Espíritu les da, y dijo que eran los primeros que recibían este sacramento desde que es obispo de Córdoba.

Una vez finalizado el acto religioso, el Ayuntamiento le ofreció una recepción oficial en el salón de plenos. Allí, el alcalde, Rafael Cañete, le dio la bienvenida y le felicitó por su nombramiento. Dijo que era un día histórico, ya que nunca un obispo había sido recibido en el Consistorio. También habló de las buenas relaciones con la parroquia, cuyo fruto son las obras de la Asunción.

Asenjo dijo que también era la primera vez que era recibido en una Corporación como obispo y que agradecía este detalle, deseando prosperidad económica y espiritual para todos los bujalanceños. Finalmente recibió el obsequio de un cordobán y una botella de aceite.