Vecinos de Iznájar han estado buscando durante toda la tarde de ayer a Miguel Bueno Matas. La Guardia Civil y la Policía Local se sumaron a la búsqueda en torno al pantano y al puente situado a la salida de la localidad. El desaparecido, de 44 años, vive en el cortijo del Arroyo Las Gatas y en la mañana de ayer se desplazó a Iznájar para realizar gestiones bancarias, desde entonces no se ha vuelto a tener noticia de Miguel Bueno, según explica su hermano, José Bueno.

Desde ese instante, José Bueno y otros dos hermanos comienzan la búsqueda, localizando poco después el todoterreno marca Suzuki propiedad de Miguel. Las sospechas se concentran en el embalse de Iznájar, ya que el vehículo se encuentra en sus proximidades, concretamente al inicio de la pista que conduce a Cuevas de San Marcos, a pocos metros del agua y del puente sobre el embalse. En poco tiempo familiares, amigos y cuerpos de seguridad comienzan a rastrear la zona sin ningún resultado. Todas las miradas están en el embalse, ya que el terreno circundante tiene mucha pendiente y el desaparecido tiene problemas para desplazarse al sufrir una incapacidad en las piernas. Se desconocen las causas de su desaparición.