El presidente del consejo regulador provisional de la Denominación de Origen del Ibérico de Los Pedroches, Gerardo de las Casas, y la alcaldesa de Villanueva de Córdoba, Dolores Sánchez, firmaron ayer un convenio de colaboración mediante el cual el Consistorio le cede un local al consejo para la realización de labores administrativas. El convenio establece el compromiso de la denominación de promocionar, defender y fomentar el desarrollo de las ganaderías dedicadas a la reproducción y cría del cerdo ibérico encaminado a la mejora de la productividad en la zona.

NUEVO REGLAMENTO

Gerardo de las Casas ha agradecido la permanente colaboración del Ayuntamiento de Villanueva de Córdoba en la puesta en marcha del marco de calidad, así como su participación económica junto a las nueve industrias del sector que integran la denominación y la Cooperativa San Miguel en representación de los ganaderos. De las Casas ha señalado que el reglamento de la denominación ha sido modificado en algunos aspectos por parte del consejo provisional, "al fin de establecer los puntos claves considerados por ganaderos e industriales que deben constar en el protocolo", el cual será remitido a final de mes a la Consejería de Agricultura para la aprobación como entidad certificadora. Las previsiones del consejo estiman que en noviembre podrán iniciarse los marcajes de los cerdos, calculando que el primer año serán unas 3.000 piezas las que lleven la vitola de la denominación.

Uno de los cambios contemplados en el nuevo reglamento es que se le va a dar entrada en el marco a los cerdos de pienso, "dado que el sector de la distribución lo considera oportuno para evitar los sobresaltos en el suministro de piezas de ibérico", ha manifestado De las Casas. El hecho de que los cerdos de pienso estén avalados por la entidad certificadora significa que cumplen los requisitos que aseguran una calidad estándar frente al consumidor. La alimentación de estos cerdos será mediante los piensos autorizados por la denominación, con una composición a base de cerales y oleaginosas que aseguren el sabor, siempre y cuando la crianza sea extensiva.

De las Casas también ha manifestado que a falta de la aprobación por parte de la Consejería de Agricultura y Pesca, varias empresas del sector han mostrado su interés por sumarse al marco de calidad, algunas de ellas "bastante emblemáticas".