Agustín Martín Fernández es el nuevo alcalde de Fuente Obejuna tras obtener el PSOE ocho concejales en las pasadas elecciones, hecho que implica la mayoría absoluta para los socialistas mellarienses y la recuperación de una Alcaldía que el PSOE sólo ha perdido durante los cuatro años precedentes, pese a haber ganado los comicios, debido a un acuerdo de gobierno entre el Partido Popular y el andalucista. Martín Fernández está casado y es padre de una niña.

Tras los resultados electorales, ¿qué análisis hace el nuevo alcalde de Fuente Obejuna?

-- El análisis es muy satisfactorio por el apoyo obtenido y porque corrobora nuestra postura y trabajo como grupo político. También muestra la evidencia de la situación de desánimo debido a que, a la crisis económica que podemos tener, se añade esa falta de ilusión que en parte puede deberse a la falta de tacto y de acierto en una política local que incentivara la participación y que insertara ilusión por superarse. Es por tanto también consecuencia de aquello el que nuestra opción ha resultado una propuesta seria, consiguiendo una mayoría absoluta que nos permitirá trabajar con holgura pero que también pone el listón alto en la responsabilidad que supone trabajar por el pueblo.

¿Cual va a ser la composición del nuevo equipo de gobierno de la Corporación mellariense?

-- Sólo puedo adelantar que la próxima semana habrá un pleno en el que se acordará la composición de las comisiones informativas y se dará cuenta de las delegaciones de los miembros del equipo de gobierno.

¿Cuáles son los principales proyectos que se pondrán en marcha durante esta legislatura que ahora empieza?

-- Procuraremos el crecimiento de nuestro pueblo contando con la participación de todos los vecinos, dotándolos para ello de instrumentos de participación y unos medios de información veraces y suficientes. El desarrollo económico es nuestro objetivo número uno y estamos convencidos de que no podrá alcanzarse si no es arrimando el hombro las asociaciones, los sindicatos y los empresarios tan dinámicos que hay en Fuente Obejuna y cuyo trabajo bien coordinado resulta imprescindible. Me refiero al futuro consejo local de participación ciudadana con que contará Fuente Obejuna. Se creará también un consejo económico mediante el que se diseñará un plan de viabilidad para el desarrollo y el empleo del municipio y una entidad para el crecimiento de programas culturales que a su vez también generan recursos económicos.