Ayuntamiento de Córdoba

El PP rechaza la moratoria de un año a las licencias turísticas en Córdoba que pedían las izquierdas

Los populares tampoco apoyan la petición sobre el impuesto de vertidos del PSOE

Turistas en la Torre Campanario de la Mezquita-Catedral.

Turistas en la Torre Campanario de la Mezquita-Catedral. / Víctor Castro

Irina Marzo

Irina Marzo

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba, con la mayoría del PP y la abstención de Vox, ha rechazado la moratoria de un año a las licencias turísticas que pedía Hacemos, así como la imposición de una tasa turística, tal y como ocurrió ayer en el Parlamento andaluz. El Partido Popular considera que sencillamente sería "ilegal" dicha moratoria --se apoyan en un informe del secretario de la Gerencia de Urbanismo que dictamina que para suspender las licencias habría que justificarlo muy bien-- y argumenta que no se podría establecer de forma unilateral en Córdoba. Los populares entienden que a través de su gestión ya están haciendo frente a la existencia de viviendas turísticas, ya que no se otorgan licencias si no cumplen los requisitos del PGOU: esto es, tener una entrada y una acometida de agua diferente al resto del inmueble. Además, el portavoz del PP, Miguel Ángel Torrico , ha insistido en que Urbanismo encargará un estudio sobre la situación de los pisos turísticos en el casco para determinar las zonas tensionadas que se incorporarán a una futura ordenanza. "¿Un año de moratoria por qué, para quién, dónde? Eso no es serio", ha espetado el edil.

Bancada de la oposición con los grupos municipales de PSOE, Hacemos y Vox.

Bancada de la oposición con los grupos municipales de PSOE, Hacemos y Vox. / MANUEL MURILLO

Turistificación

La moción que había planteado la confluencia de izquierdas, y apoyaba el PSOE, se centra en el fenómeno de la turistificación, que está causando "un grave perjuicio" a la sociedad cordobesa, según ha denunciado el portavoz de Hacemos, Juan Hidalgo, sobre todo en el área del casco afectando al derecho de la vivienda recogido en la Constitución. El edil ha puesto en valor el hecho de que el registro de la Junta contempla la existencia de 3.000 viviendas en Córdoba, más del 85% de ellas en el casco, pero ha denunciado que eso solo sea "la punta del iceberg" porque hay muchas más en las plataformas de alquiler que no están controladas por la administración.

En su proposición, Hacemos Córdoba proponía una moratoria de al menos un año para la concesión de nuevas licencias de apartamentos y alojamientos turísticos. Además, solicitaban la creación de un registro municipal para cruzar datos y obtener una visión real del número y alcance de los alojamientos turísticos en la ciudad. También instan a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento a desarrollar un plan de inspección para estos alojamientos.

Tasa turística

La coalición planteaba, igualmente, la formación de un grupo de trabajo con representantes del sector turístico, grupos municipales y asociaciones vecinales para buscar soluciones y medidas efectivas. Además, proponían que el Ayuntamiento solicitase a la Junta de Andalucía la aprobación de una tasa turística para generar ingresos que mejoren los servicios y equipamientos públicos.

El portavoz del PSOE, Antonio Hurtado, ha pedido que sea el Parlamento andaluz el que apruebe la tasa turística y que luego sean los ayuntamientos los que la desarrollen en sus respectivas ordenanzas. Asimismo ha pedido que se ligue el debate de los problemas de vivienda y sus precios al alquiler turístico. "Lo peor para el turismo en Córdoba es convertir el casco en un parque temático", aseguró el edil que ha negado, por último, que la moratoria de las licencias sea ilegal porque ya está implantando en ciudades como Barcelona, Madrid y Valencia.

Vox, a pesar de coincidir en la exposición del problema de las viviendas turísticas --"nos están echando de nuestros barrios"-- , se ha mostrado en contra de la propuesta por no compartir las soluciones que plantea la izquierda. La portavoz de esta formación, Paula Badanelli, también ha enfatizado sus diferencias con el PP, al que acusa de traer cosas al salón de plenos "por puro postureo, pero no quieren solucionarlas", y ha pedido abordar esta cuestión a nivel estatal porque los problemas del turismo son los mismos en toda España. Asimismo, ha lamentado la laxitud en la vigilancia por parte de las administraciones andaluza y local en el cumplimiento de la normativa. "Bla, bla, bla, qué pena tener todo el poder y no ser capaz de ejercerlo", ha concluido.

Lo que se aprueba

La moción que ha aprobado finalmente el PP no recoge la creación de una tasa turística, pero pide a la Junta de Andalucía que cumpla rigurosamente con sus competencias en materia de vivienda turística, en particular con la exigencia de los requisitos establecidos para la inscripción de viviendas turísticas en el registro existente al efecto, así como las labores de inspección del cumplimiento de tales requisitos.

Imagen del alcalde en el pleno de hoy.

Imagen del alcalde en el pleno de hoy. / MANUEL MURILLO

Impuesto de vertidos

PSOE y Hacemos no han logrado los votos suficientes para aprobar una moción en la que pretendían que el Pleno de Córdoba exigiese a la Junta de Andalucía que transfiriera al Ayuntamiento de Córdoba la recaudación del impuesto de depósito de vertidos para financiar las inversiones para la implantación de sistemas de recuperación, reutilización y reciclaje de materiales, como ya hacen otras comunidades autónomas. La presidenta de la empresa de limpieza, Isabel Albás, ha sido la responsable de defender la postura del equipo de gobierno y ha garantizado "el compromiso que la Junta tiene para revertir el impuesto de vertederos a los municipios está garantizado".

Por su parte, el portavoz socialista, Antonio Hurtado, defendía que, una vez remitido por la Junta, el Ayuntamiento transfiriera a su vez a Sadeco el importe que liquide por el impuesto de depósito de vertidos. El edil del PSOE recordó que ya el primer año de implantación de dicho impuesto (2023) significó un gasto a la empresa de limpieza de 2,3 millones de euros.

"Este mayor gasto ha derivado en unas pérdidas de la empresa municipal en el 2023 de 4.084.823 euros, ya que el Ayuntamiento que se había comprometido a transferir hasta 3 millones de euros para compensarlo y no lo llevó a cabo, a pesar de estar presupuestado", ha asegurado Hurtado para también recordar que la tasa de basura se incrementó un 35% este año por este motivo.

Por su parte, la concejala de Hacemos Irene Ruiz ha planteado el debate con una escueta pregunta "si queremos que el impuesto revierta en la Junta de Andalucía o en los ayuntamientos" y ha lamentado que Bellido defendiera esta postura como presidente de la FAMP pero no ahora como alcalde de Córdoba.

La enmienda aprobada

Finalmente, se ha acordado con los votos a favor solo del PP una enmienda de sustitución a la moción de las izquierdas en la que se insta a la Junta de Andalucía a que realice de forma regular convocatorias de subvenciones para mejorar la gestión eficiente de residuos por parte de los entes que gestionan las plantas de reciclaje, con el objetivo de reducir el impuesto al vertedero y cumplir con la directiva europea. Asimismo, se solicita al Ayuntamiento de Córdoba que, una vez recibidas las subvenciones de la Junta de Andalucía relacionadas con el vertido de residuos, transfiera estos fondos a Sadeco, del mismo modo que se está procediendo hasta la fecha.