Vivienda

Un total de 170 desahucios se han frenado en Córdoba en un año

El TSJA ha registrado 432 lanzamientos en 2023, de los que el 69% se han llevado a cabo

Un desahucio en Córdoba, hace unas semanas.

Un desahucio en Córdoba, hace unas semanas. / VÍCTOR CASTRO

Cristina Ramírez

Cristina Ramírez

Un total de 170 lanzamientos de los 432 registrados en Córdoba el año pasado no se llegaron a completar, bien por la intervención de los distintos órganos de apoyo a las familias con aviso de desahucio, porque quedaron pendientes para el próximo ejercicio o otros motivos, según los datos publicados por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). El resto, un 69%, se llevaron a cabo. 

A los lanzamientos registrados durante el año 2023 en los siete Servicios Comunes de Notificaciones y Embargos en los partidos judiciales de Córdoba capital, Pozoblanco, Posadas, Peñarroya-Pueblonuevo, Lucena, Montilla, y Puente Genil, se suman aquellas que quedaron pendientes de anteriores ejercicios (102 diligencias). Así, los lanzamientos registrados en 2023, en el Servicio común son un 38% menos que en 2022. De ellos, se practicaron el 69%. En total, llegaron a término 298 diligencias de este tipo. Llama la atención, asimismo, según refleja la Memoria de 2023 del TSJA, el bajo número de lanzamientos que se registran en Córdoba en comparación con el resto de provincias andaluzas.

De hecho, la provincia cordobesa es la segunda con menos lanzamientos, detrás de Jaén. A la cabeza y con una gran diferencia del resto se sitúa la provincia de Málaga. En total, según el documento, Andalucía registró 9.367 lanzamientos en 2023, de los que se pudieron llevar a cabo 4.580. En todas las provincias ha descendido el número de lanzamientos. En el caso de Córdoba, en 2023 se llegó al mínimo de la serie histórica que llegó a superar los 900 lanzamientos registrados en 2018.

Contra los desahucios

A pesar de la bajada, entidades como Anfane y la Plataforma 15M Stop Desahucios no cesan en su trabajo y sus reivindicaciones para que estas cifras cada año sean menores. En unos días marcados por el suicidio de dos hermanas en Barcelona que iban a ser desahuciadas, Stop Desahucios asegura que éste es «un ejemplo de la durísima realidad que supone el acceso o mantenimiento de la vivienda para miles de familias en nuestro país, que no pueden asumir una hipoteca ni un alquiler, los cuales no dejan de subir por encima del nivel medio de vida».

Ante las subidas de los suministros y de las hipotecas, Anfane recomienda a las familias afectadas que se pongan en contacto con los colectivos de apoyo «cuando antes», cuando haya pasado un mes o dos sin poder pagar el alquiler, para que poder buscar una mejor solución. De los 170 lanzamientos con orden que se frenaron en 2023 en Córdoba, según informa su presidente, Rafael Cidres, Anfane trabajó para que se pararan más de 30. Además, durante ese año trabajó con más de 300 expedientes judicializados (no todos con orden), de los que consiguió desviar 171 lanzamientos, algunos de ellos por vía extrajudicial. 

Stop Desahucios Córdoba, aunque no ha aportado datos de los desalojos que ha impedido en los últimos meses, explica que son más de 3.000 familias las que han pasado por el colectivo desde su creación, hace trece años, y que las órdenes de desahucio que ha habido a lo largo de estos años «han sido paralizadas siempre, bien negociando con las entidades bancarias o con los fondos buitre o bien mediante la paralización de desahucios en la misma puerta de la vivienda el día de la orden de lanzamiento; también en los juzgados oponiéndose con argumentos legales a la ejecución hipotecaria o al propio desahucio», explica Rocío López, la presidenta de la plataforma. 

Suscríbete para seguir leyendo