Previsiones de la Junta

El SAS operará en verano a 8.000 cordobeses y realizará cerca de 264.000 consultas externas

La consejera de Salud y Consumo, Catalina García, presenta en el Parlamento el Plan Verano 2024 que, según ha dicho, está marcado por el déficit de profesionales

Quirófano preparado para realizar una intervención.

Quirófano preparado para realizar una intervención.

Diario CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

La consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Catalina García, ha informado este miércoles en el pleno del Parlamento andaluz del Plan Verano 2024 previsto por el Servicio Andaluz de Salud (SAS). Sobre su configuración, ha dicho que será muy similar al del pasado año y que volverá a superar las cifras de producción asistencial en comparación con las de 2018.

Según informa la Junta, la consejera ha trasladado que la previsión es alcanzar la realización de 76.500 intervenciones quirúrgicas, 2,93 millones de consultas externas y 3,04 millones de pruebas diagnósticas. Esto significa una previsión de 2.500 operaciones más que en 2018 (+2%), 430.000 consultas externas más (+18%) y 800.000 pruebas diagnósticas más que hace seis años (+34%). En cuanto a la disponibilidad de quirófanos, se sitúa en torno al 80% de los empleados durante el año. Un porcentaje parejo al de 2023 y también por encima del de 2018.

8.000 operaciones en Córdoba

En relación con las intervenciones quirúrgicas, por provincias, la previsión es que se realicen 5.930 en Almería; 9.400 en Cádiz; 8.000 en Córdoba; 11.040 en Granada; 4.070 en Huelva; 7.450 en Jaén; 14.350 en Málaga y 16.300 en Sevilla. De consultas externas, 234.000 en Almería; 412.180 en Cádiz; 263.475 en Córdoba; 399.150 en Granada; 171.300 en Huelva; 196.180 en Jaén; 533.325 en Málaga y 723.925 en Sevilla. Y, sobre pruebas diagnósticas, 264.790 en Almería; 416.500 en Cádiz; 278.075 en Córdoba; 434.580 en Granada; 165.240 en Huelva; 192.050 en Jaén; 641.040 en Málaga y 653.900 en Sevilla.

Camas hospitalarias

En cuanto a las camas, ha acentuado que “no se cierran, ni se desmantelan, ni se eliminan”. Así, ha señalado que, durante los meses de enero a mayo de 2024, el 96,2% de las camas instaladas han estado disponibles (15.115 en total). El promedio de camas funcionantes de los meses del periodo estival se prevé en torno a un 85,5% de las disponibles de enero a mayo. Según los datos de cierre del Plan de Verano 2023, durante los meses de julio, agosto y septiembre la ocupación fue de un 64,65% (8.700 en total). Las camas disponibles para este periodo estival 2024, aproximadamente 13.000, se consideran suficientes para la actividad esperada. Asimismo, se mantendrán otras 2.186 camas en reserva por si se produjese algún pico de demanda en los hospitales andaluces.

En cuanto a la Atención Primaria, ha subrayado que se ha hecho un importante esfuerzo de reorganización para garantizar que los 1.514 centros existentes en Andalucía permanezcan abiertos en horario de mañana. “Es decir, que no se va a cerrar ningún centro de salud este verano”, ha añadido.

En el caso de la tarde, permanecerán abiertos, por un lado, 88 centros de Atención Primaria, cinco centros más que en el año anterior; y, por otro, 358 Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP). En 2023 fueron 313 SUAP, es decir, que se ha aumentado en 45 puntos de SUAP, con horario de tarde, noche y madrugada.  

En total, serán 390 centros de atención primaria los que permanezcan abiertos por las tardes, ya que algunos centros incluyen ambos servicios. En cuanto a las zonas de mayor afluencia turística, se refuerzan los centros de Atención Primaria con 251 profesionales. En concreto, 87 médicos, 102 enfermeras, 2 pediatras, 6 TCAE, 18 auxiliares administrativos y 36 celadores. Además, se destinan 7 médicos y 7 enfermeras a la Operación Paso del Estrecho en el Distrito Almería y el Campo de Gibraltar.

Respecto a las contrataciones, ha recordado que se va a garantizar la asistencia sanitaria en verano con 37.320 contrataciones de personal sanitario y de gestión y servicios. Igualmente, ha indicado que el año pasado se realizaron 36.179, por lo que supone un aumento del 3,15%. En comparación con el Plan de Verano de 2018, cuando se realizaron 31.673 contrataciones, significa un 18% más de contrataciones.

Del total de las contrataciones: 2.122 son médicos, 12.693 enfermeras, 12.044 TCAE y otros técnicos y 10.461 personal de gestión, mantenimiento, hostelería, etc. Por otro lado, la distribución de los periodos vacacionales es desigual. Como todos los años, hay mayor proporción de peticiones en julio y agosto que en el resto de los meses. En consecuencia, el número de contrataciones difiere de un mes con otro. En concreto, la previsión es 1.090 contrataciones en junio; 13.845 en julio; 12.503 en agosto; 8.698 en septiembre; y 1.183 en octubre. En total, 1.141 contrataciones más que el año anterior. Por otro lado, 144 millones de euros serán destinados al desarrollo del Plan de este año, un 30% más de lo que se destinaba en 2018.

“El Ministerio no ejerce sus responsabilidades”

La consejera de Salud y Consumo ha reseñado el esfuerzo realizado por el Servicio Andaluz de Salud para configurar el verano en un contexto de extrema dificultad por el déficit de médicos. “Es una situación gravosa para nuestro Sistema Sanitario Público, de la misma forma que lo es para el resto de los sistemas sanitarios públicos de España: País Vasco, Extremadura, Cataluña, Castilla y León, Galicia, Asturias… Está siendo un verano complejo desde el punto de vista de la disponibilidad de facultativos. Incluso algunas comunidades se han visto obligadas al cierre de centros por el déficit de médicos”, ha agregado.

En este punto, Catalina García ha lamentado que el Ministerio de Sanidad siga echando balones fuera y no ejerza sus responsabilidades, “las comunidades nos veremos obligadas a tomar medidas excepcionales de contingencia”. A este déficit, “ya endémico”, ha asegurado, se le suma este verano la situación extraordinaria de los MIR que finalizan su formación en septiembre en lugar de mayo como consecuencia del desfase que supuso la pandemia. Un contingente de facultativos “fundamental” para poder realizar las contrataciones de verano, ya que las bolsas de empleo de médicos de toda España están completamente vacías. “Siguiendo con su habitual política de inacción, el Ministerio de Sanidad no ha tomado ningún tipo de medida para aliviar esta situación. Nos ha dejado a las comunidades autónomas totalmente solas para hacer frente a este problema”.

Al hilo de esto último, ha hecho hincapié en que ya en el Pleno del Consejo Interterritorial de 9 de febrero muchas comunidades autónomas, entre ellas Andalucía, advirtieron de esta problemática, y solicitaron, en consecuencia, que se tomaran medidas efectivas. “En cualquier caso -ha continuado-, estamos acostumbrados a que el Gobierno del señor Sánchez no mueva ficha alguna por la sanidad española. Es más, la ha vuelto a utilizar como moneda de cambio para sus intereses electorales: se la ha ofrecido a Sumar a cambio de mantener su sillón. Una vez más”.

“En cualquier caso, teníamos la vaga esperanza de que las buenas intenciones que vendía la sexta ministra de Sanidad de Sánchez se tradujesen en algún tipo de medida. En cambio, sólo hemos encontrado ataques a presidentes de otras comunidades autónomas y discursos cargados de rencor que en nada ayudan al diálogo y el consenso. En definitiva, que la ministra se ha lavado las manos una vez más”, ha concluido.