Mercado inmobiliario

El sector asegura que en Córdoba solo hay un piso por cada 20 aspirantes a alquilar

Asaicor achaca la falta de oferta a un «intervencionismo» del mercado que deriva en la fuga de pisos para arrendar directamente a la compraventa

Una pareja consulta el escaparate de una gencia inmobiliaria.

Una pareja consulta el escaparate de una gencia inmobiliaria. / CÓRDOBA

Noelia Santos

Noelia Santos

El presidente de la Asociación de Agencias Inmobiliarias de Córdoba (Asaicor), José Vaquero, asegura que en la capital, en estos momentos, hay mucha demanda y poca oferta de pisos en alquiler. Tanto, calcula, que por cada inmueble que sale al mercado hay entre 15 y 20 aspirantes que optan al mismo. Vaquero reconoce que los precios están altos, y además advierte que seguirán subiendo si no se toman medidas. Ambas realidades, que hay mucha demanda y que existe inflación inmobilaria desde el sector las achacan a algo común: que el mercado «ha sido intervenido». El presidente de Asaicor señala que las últimas políticas aplicadas desde el Gobierno para controlar el mercado del alquiler han supuesto una «inseguridad jurídica» para los propietarios que también ha afectado, por ende, a los inquilinos.

La normativa en torno al mercado del alquiler, asegura Vaquero, provoca «miedo escénico» en los propietarios, que están mudando sus propiedades del mercado del alquiler al de la venta, aseverando que existe, directamente, «una fuga» de esa oferta. Eso deriva, concreta, en que haya cada vez menos pisos en el mercado del alquiler, mientras que la demanda no cae. Todo desemboca, a ojos del sector, en una subida de precios. Desde Asaicor insisten en que toda la norma que se está generando en torno al alquiler «genera miedo» en los propietarios, a los que, añade, «le vulneras el patrimonio, su vida». Y eso, insiste, provoca que no haya vivienda suficiente para arrendar.

Sin oferta y con una demanda "sobredimensionada"

Sin oferta, manifiesta Vaquero, y con una demanda «sobredimensionada». Tanto que se calcula que por cada piso en el mercado hay entre 15 y 20 personas que pueden optar a él. Aquí viene otra de las consecuencias para los inquilinos, incide el presidente de Asaicor. «Cuando la vivienda se pone en el mercado hacemos un casting, y el mejor candidato será siempre el que me dé más seguridad, por lo tanto el más vulnerable sale perjudicado», detalla. El presidente de la asociación de inmobiliarias cree que la situación es «muy preocupante» y entiende que esto «no se soluciona interviniendo en el mercado y limitando los precios».

El «antídoto»

El sector cree tener en sus manos el «antídoto», en palabras literales de Vaquero, que dé solución a lo que todas luces es un problema, sean cuales sean sus condicionantes. Esa solución pasa, apunta, por dar «seguridad jurídica a los propietarios» y poner «ventajas fiscales» para que sea «atractivo» sacar una vivienda al mercado del alquiler.

Viviendas de alquiler en Córdoba

Pisos en alquiler. / CÓRDOBA

Sobre si el problema se da en toda la ciudad o solo en algunos barrios, Vaquero asevera que la escasez de producto de alquiler está extendido en todos los barrios, aunque se agrava en zonas con más demanda, como pueden ser Arroyo del Moro, la parte del Zoco o el distrito Norte-Sierra, y no es tan acuciante, por ejemplo, en la zona centro. El sector reconoce que ahora mismo se están pidiendo «cantidades desorbitadas» por ciertos inmuebles a los que solo pueden aspirar personas con «muy alto poder adquisitivo». Vaquero concluye apuntando que viviendas hay para alimentar el mercado del alquiler, pero éstas no salen y se van al mercado de compraventa para evitar esa inseguridad.