ENTREVISTA | Guillermo Pérez Lozano Presidente de Aqua Vetus de Poniente

"La reivindicación principal es una pasarela peatonal que conecte con el Figueroa"

El representante de los vecinos de esta zona en expansión de Córdoba señala las principales necesidades de los nuevos barrios de la ciudad como son Huerta de Santa Isabel Este y Camino de Turruñuelos

Guillermo Pérez, presidente de la AAVV Aqua Vetus

A. J. González

María José S. Guardiola

María José S. Guardiola

Los barrios de Huerta de Santa Isabel-Este y Camino de Turruñuelos son los de mayor crecimiento de Córdoba en los últimos años, desde aquí ha nacido la Asociación Vecinal Aqua Vetus de Poniente, de la que está al frente Guillermo Pérez Lozano (Sevilla, 1985) quien explica las principales necesidades con las que cuentan estos barrios que se encuentran en plena expansión, entre ellas destaca una pasarela que conecte con el Figueroa, la revisión de la señalización del tráfico y sentido de las calles, la puesta en valor del Parque Turruñuelos, y el fomento del comercio vecinal.

-¿Cómo surgió el nacimiento de esta asociación vecinal?

-Junto con José María Castellano hablamos que de repente había muchísima gente, y a la vez, una falta de servicios y temas donde trabajar en infraestructuras, al final esto surge por una necesidad. Dimos el paso adelante, y empezamos a montar la asociación desde cero. Y actualmente, si no me equivoco, hay 147 familias adheridas a ella.

-¿Esto cuándo fue?

-Surge todo en noviembre del pasado año, fue cuando empezó la idea. Empezamos a expandir la idea de la asociación por redes e hicimos un grupo de WhatsApp donde al final nos juntamos en torno a unas 800 personas en el grupo. Lo que pasa es que, claro, cuando se empezó a formalizar todo y ya tuvimos la asamblea, que esto fue el día 11 de junio, la asociación ya la constituyen los siete miembros de la junta directiva y las 147 familias.

-¿Cuáles son las principales reivindicaciones que tienen?

-Pues la primera y principal es la pasarela. Una pasarela que una estos dos barrios, Camino Turruñuelos y Huerta de Santa Isabel Este con el Figueroa. Actualmente, hay una barrera muy grande, ya estaba antes del barrio, eso es innegable, pero sí que es cierto que hay que salvarla. El hecho de poder salir andando limita mucho, y mucha gente cruza por la rotonda primera - supermercado Alsara- y eso es un peligro muy grande. De hecho, parte del programa electoral del Ayuntamiento, uno de los puntos era precisamente esa unión con esta pasarela a través del Figueroa.

-¿Cuál es la idea que se plantea para hacer esta pasarela?

Al final de la calle Vereda de Trasierra hay una zona de parque que justo da a la parte cercana al campo de fútbol que hay en el Figueroa, ahí sería ideal. Hasta el momento, o nos vamos al Lidl para ir andando, o nos venimos a Miralbaida, son dos barrios muy grandes y, cuando vas en coche, también implica más uso del coche pudiendo hacerse andando. Y el problema a la inversa es igual, hay gente del Figueroa que viene aquí al instituto. Con lo cual, hemos hablado también con la asociación de vecinos del Figueroa para intentar, entre los dos, ponernos de acuerdo para fomentar este tema de la pasarela.

-¿Qué necesidades además tiene este nuevo barrio?, ¿Se ha cubierto los servicios públicos?

-La revisión de la señalización del tráfico y el sentido de las calles, la puesta en valor del Parque de Turrunuelos y fomentar el comercio vecinal. Es verdad que aquí antes no había nada y de repente han aparecido varios miles de familias, por eso creíamos conveniente levantar la mano y decir estamos aquí. Hablando de servicios públicos, por ejemplo, el tema del autobús, pasa solo una línea en la calle Gabriela Mistral que cubre la parte, digamos, norte de Huerta Santa Isabel y Camino de Turruñuelos, y en la otra parte hay que ir a Miralbaida a coger el 4. Quizás una segunda línea, sobre todo en previsión de los barrios nuevos que vengan por la zona de atrás y tal, pues estaría bien. El tema de las comunicaciones sería cuestión de darle una vuelta.

-¿Cuántos vecinos vivís aquí?

-Vecinos no sabría decirte, en viviendas creo que son en torno a unas 3.500 aproximadamente, y de media, pues quizás aquí hay tres personas en cada una. Es un barrio muy extenso, de hecho, son dos barrios, es decir, todo lo que llega hasta carretera de Trasierra también forma parte de la asociación. Más todo lo que queda por hacer, o sea, que hay un grueso de gente muy grande.

-¿Hay previsión de colegios, centros de salud...?

-Se hizo el Instituto Casiana Muñoz Tuñón, como reivindicación de Miralbaida que tiene 30 años. Aparentemente, hasta donde sabemos, sí que va a haber un centro de salud y sí que va a ir un colegio. Pero claro, de momento no tengo muchos más datos como para decir que esto vaya a ser una realidad. Necesario va a ser, obviamente con la cantidad de gente que hay no se puede asumir las infraestructuras que hay ahora mismo.

-¿Cómo cambiará el barrio en 5 años?

-Tengo buenas expectativas con respecto a esto. De hecho, la cantidad de vivienda que se está haciendo y que se está vendiendo es prácticamente promoción que se hace se vende completo. También, con el tema de la Base Logística del Ejército, que quizás Málaga es una ciudad que está muy cercana con otras condiciones de la vivienda, de todo el fomento que se va a hacer de temas tecnológicos a través también de la base, creo que mucha gente va a acabar viniendo aquí. Y las comunicaciones que hay por la ronda en estos barrios son buenísimas. Con lo cual, creo que va a haber muchísima gente de aquí a cinco años, muchos nuevos vecinos.

-¿Esta zona también supone una oportunidad para empresarios que quieran montar aquí su negocio, no?

-Estos barrios tienen una peculiaridad, son muy residenciales con muy pocos locales comerciales. No sabemos la tipología que tendrán los nuevos edificios de Huerta de San Isabel Oeste, y si estarán más preparados para tener locales comerciales o no. Pero de momento, es verdad que en ese sentido está muy limitada.

-También ha comentado la importancia de poner en valor el Parque de Turruñuelos, ¿Cómo está ahora mismo?

-Es una zona en la que hay una concentración de gente muy alta los fines de semana. Hay problemas con carreras, por ejemplo, en la calle Rafael Rivas Gómez, los vecinos ya hemos tenido alguna reunión con ellos, porque es verdad que es molesto la velocidad a la que pasan los coches por allí, por eso se podría hablar de instalar un de badén para evitar que haya tanta velocidad. Y sobre todo, mantener un barrio limpio y habitable.

-Por último, ¿Por qué decidieron ponerle a la asociación el nombre del antiguo acueducto?

-Efectivamente, se lo pusimos por el acueducto romano que pasaba por aquí y llegaba hasta el centro de la ciudad, venía de Trasierra, nosotros lo conocemos como Valdepuente. A la hora de montar la asociación, si vamos a la calle de Donante de Órganos, justo pasa por ahí, de hecho está marcado en el suelo el camino que recorría el acueducto que se llamaba Aqua Vetus. Entonces claro, nos pareció más o menos romántico que justo el camino que separaba o unía los dos barrios fuese el sitio por el pasaba el acueducto y de ahí viene el nombre.

Suscríbete para seguir leyendo