Ayuntamiento de Córdoba

El informe final de la zona de gran afluencia turística propone delimitarla al centro de Córdoba

La delimitación temporal se reducirá a los meses de abril, mayo y octubre y Semana Santa

Las tiendas han sacado a la calle sus percheros para animar las compras.

Las tiendas han sacado a la calle sus percheros para animar las compras. / A. J. GONZÁLEZ

El Ayuntamiento de Córdoba ya acordó pedir a la Junta de Andalucía una reducción temporal y espacial de las zonas de gran afluencia turística, pero estaba pendiente decidir cuál sería exactamente la zona donde declarar, en determinados periodos al año (los de mayor turismo), la libertad horaria comercial. La empresa que analiza la implantación de la zona de gran afluencia turística (ZGAT) en Córdoba ha emitido un nuevo informe en el que señala al distrito centro como la zona a proponer a la Junta de Andalucía para la delimitación territorial previa a su puesta en marcha. En un primer momento, esta empresa indicó en su informe que la nueva declaración debía albergar como mínimo toda la zona Patrimonio de la Humanidad, sin olvidar que había criterios técnicos válidos para que se correspondiera con todo el distrito centro. Fue la comisión municipal de las ZGAT la que determinó hace un par de semanas pedirle a la empresa un segundo informe para que determinara con más exactitud qué sería lo mejor: si extender la ZGAT al centro o limitarla al casco histórico.

Los grupos municipales de la oposición y Comercio Córdoba se inclinaron por limitar al casco histórico esta zona que establece la libertad horaria comercial, si bien abrieron la puerta a que esta zona se extendiese a todo el centro.

Argumentos para extenderlo al centro

En este nuevo informe ya defiende dicha opción al entender que aporta una mayor seguridad jurídica y porque responde a los intereses comerciales, turísticos y del consumidor que exige esta declaración. En este sentido, y conforme al estudio llevado a cabo por Lógica Plural Consultora, circunscribir la ZGAT al distrito centro supone "una defensa de los intereses comerciales al fomentar las ventas en los periodos y zonas de mayor afluencia turística, sin olvidar que se corresponde con los itinerarios comerciales consolidados por los visitantes que acuden a la ciudad". A su vez, según el mismo informe, "es la zona donde se ubican las principales cadenas comerciales, que también forman parte del espacio denominado como Centro Comercial Abierto Centro, por lo que contempla los diferentes modelos de comercios dentro de la zona designada, sin discriminación".

En cuanto a la defensa de los intereses turísticos, el distrito centro alberga el 79% de la oferta hotelera de la ciudad y buena parte de los apartamentos turísticos, lo que garantiza que los visitantes se puedan beneficiar de la ZGAT, entiende la empresa. Y respecto a los consumidores, la propuesta delimitada al distrito centro supone una mejora del servicio a los mismos, al autorizar un mayor horario de apertura en las zonas y épocas del año en las que se produce un incremento de la población.

Delimitación del distrito centro

El distrito centro queda definido como el territorio que se encuentra entre las siguientes calles: avenida del Corregidor, avenida de Vallellano, Paseo de la Victoria, avenida de Cervantes, avenida de América (desde los jardines de la Agricultura hasta el aparcamiento de la Diputación), avenida de los Piconeros, avenida de los Almogávares, calle Ronda del Marrubial, avenida de Barcelona, avenida de Libia (desde la esquina con avenida de Barcelona hasta la calle Campo Madre de Dios), calle Campo Madre de Dios, calle Ronda de Isasa y avenida del Alcázar.

Estas nuevas consideraciones en cuanto a la delimitación territorial se abordarán en una próxima reunión de la comisión de seguimiento, formada por agentes sociales y económicos y por todos los grupos municipales.

Un mes menos

Lo que sí se mantiene es la propuesta inicial que hacía el informe respecto a la delimitación temporal después de analizar el impacto que ha tenido en la ciudad la ampliación de la ZGAT. Así, se propone los tres meses considerados como el periodo de gran afluencia turística, que serían abril, mayo y octubre. Como la ley permite que una misma ZGAT incluya más de un período de limitación, también se incluiría la Semana Santa, desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección, ambos incluidos. En la actualidad, opera también en septiembre, mes que ya no se contemplaría.

Historia de la ZGAT

La declaración de ZGAT se renueva cada cuatro años y desde que se creó esta figura en Córdoba solo ha habido una Zona de Gran Afluencia Turística limitada al centro histórico de la ciudad, que coincidía además con la zona declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Desde 2019 al 2022, los horarios comerciales en ese área eran libres solo durante Semana Santa y el mes de mayo. Este acuerdo de equilibrio ha subsistido con el visto bueno de la patronal, Comercio Córdoba, y bajo la mirada atenta de las grandes superficies --que reclamaron siempre mayor flexibilización-- y la visión crítica de los sindicatos ante una posible ampliación de la zona al entender que supondría una merma en derechos laborales y conciliación.

En septiembre del 2022, el Ayuntamiento de Córdoba solicitó a la Junta de Andalucía que volviese a declarar Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) solo el casco histórico de la ciudad durante dos periodos determinados: la Semana Santa y el mes de mayo. Sin embargo, el Pleno de Córdoba terminó desistiendo de su propuesta después de que se hubiera producido un cambio de normativa (con una sentencia del Tribunal Supremo incluida) y ante la posibilidad de que la Junta de Andalucía --al no haber acreditado de manera conveniente el Ayuntamiento por qué solicitaba que la declaración fuera solo para el casco-- terminara declarando zona de gran afluencia turística todo el término municipal de Córdoba durante todo el año. Que las ZGAT se vayan a quedar en 4 meses fue entendido entonces por el Pleno y por Comercio Córdoba como la mejor de las peores noticias por el sector.